sábado, 23 de octubre de 2010

The Lobotomist - when science went off the rails

The Lobotomist es un documental de la cadena norte-americana PBS que profundiza en la figura del Dr. Walter Freeman, el cual popularizó la técnica de la lobotomía transorbital como tratamiento psiquiátrico.

El documental cuenta con el testimonio de algunos de sus colaboradores y su propio hijo, así como de pacientes lobotomizados por él. Además podemos ver videos de la intervención y oir las palabras del propio Freeman defendiendo la técnica que había desarrollado. Una técnica que posteriormente demostró tener efectos debastadores sobre los pacientes, que nunca jamás volverían a recuperarse. Aunque Freeman fue atacado y tachado de mostruo por haber impulsado esta técnica, como dice el escritor Robert Whitaker en el documental: "The lesson here is not how a man can go off the rails, but is how science can go off the rails." [La lección aquí no es de cómo un hombre puede descarrilar/apartarse del buen camino, es de cómo la ciencia puede hacerlo].

Ver un resumen del documental:



Para realizar la lobotomía transorbital se debaja inconscientes a los pacientes mediante descargas eléctricas administradas por la máquina utilizada en el terapia electroconvulsiva. Inmediatamente después se insertava un instrumento largo y punzante por la órbita del ojo (al principio se utilizaban picahielos), junto al lagrimal, siguiendo el recorrido de la nariz hasta el hueso del craneo. Entonces con la ayuda de un martillo, se golpeaba el picahielos para romper el hueso y una vez se accedía a los lóbulos frontales se realizaba un movimiento oscilante para separarlos.

La técnica fue muy utilizada durante los años 40 y 50 en los USA, debido a que era una técnica rápida, limpia y aparentemente efectiva. De hecho el número de estas intervenciones pasó de 150 en 1945 a unas 5000 en 1949. Freeman realizó personalmente más de 2900 lobotomías. Incluso llegó a realizar viajes por los diferentes estados en una fuegoneta (el lobotomobile) para instruir a otros doctores sobre las ventajas de la técnica.

En 1954, con la aparición de un nuevo fármaco llamado Torazina, el uso de la lobotomía empezó a decrecer. La medicación ofrecía menos riesgos que la intervención quirúrgica, de la que ya empezaban a poner en duda al demostrarse sus trágicos efectos en la conducta de algunos pacientes lobotomizados.

A pesar de ello, Freeman no sólo continuó realizando estas operaciones, sino que amplió el abanico de pacientes a las que se la aplicaba, como amas de casa con estados depresivos o niños con problemas de conducta. De hecho, llegó a lobotomiza a 19 niños menores 18 años, algunos incluso de 4 años de edad.

Su carrera finalizó en 1967, cuando uno de sus pacientes murió por una hemorragia cerebral. En es momento fue expulsado del hospital en el que trabajaba, el Herrick Memorial de Berkeley, y retirado de la práctica médica.

Freeman pasó los últimos años de su vida recuperando el contacto con sus pacientes para intentar demostrar la efectividad de la técnica.

La web de la cadena PBS ofrece diverso material interesante sobre el procedimiento de la lobotomía y Freeman, como entrevistas a pacientes, enlaces con otras webs o libros de referencia sobre el tema, o la transcripción completa del documental.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada